Diego Panzariello: Tradición y vanguardia en la cocina del Merci

Desde la influencia de Uruguay hasta la fusión de Barcelona, conoce su visión gastronómica única y descubre la sostenibilidad detrás de cada creación culinaria y las recomendaciones estelares de la carta.”

Bienvenidos a una fascinante incursión culinaria con Diego Panzariello, un chef apasionado, discípulo de Carlos Abellán, que ha dejado su huella en Merci con una propuesta culinaria única. Como líder en la cocina de Merci, Diego fusiona sabores mediterráneos con inspiraciones internacionales, creando una experiencia gastronómica inolvidable.

Desde sus recuerdos de infancia hasta sus descubrimientos culinarios más recientes, esta entrevista revela la visión detrás de los deliciosos platos que dan vida a Merci.

Exploraremos su conexión con la sostenibilidad, los ingredientes favoritos que no pueden faltar en su cocina y las recomendaciones destacadas de la carta.

Únete a nosotros mientras descubrimos los secretos y la pasión que definen la cocina de Diego Panzariello en Merci.

Prepárate para un viaje culinario único e inspirador, donde la esencia de la tradición culinaria se entrelaza armoniosamente con propuestas vanguardistas. En Merci, la cocina tradicional se fusiona con creaciones de autor, destacando una combinación cuidadosamente seleccionada de ingredientes de calidad, algunos de los cuales provienen de proveedores locales comprometidos con la excelencia.

¿En qué momento concreto de tu vida supiste que serías chef?

Desde pequeño, solíamos ir a restaurantes con mi familia. Tanto mis abuelos como mis padres siempre disfrutaron de la cocina, el vino, los quesos, entre otros. Creo que fue de esos momentos felices que nacieron mis ganas de aprender en este sector.

Uruguay, Barcelona, Ibiza, Sitges… ¿Qué destacarías de la cocina de cada uno de estos lugares?

En la cocina de Uruguay son famosas las carnes y hay mucha variedad, mientras que, en Barcelona, Sitges e Ibiza, son muy similares. Lo que más me gusta de aquí es el producto del mar.

¿Qué ingrediente has descubierto últimamente y no puedes sacar de tu cocina? ¿Por qué?

Suele suceder que cuando conoces un ingrediente nuevo y te gusta, no puedes dejar de usarlo. En este momento, me está gustando mucho usar estragón.

“La satisfacción de los demás, el disfrute y el reconocimiento de un trabajo bien hecho son mi principal inspiración al cocinar.”

¿Qué te inspira a la hora de cocinar?

La satisfacción de los demás, el disfrute y el reconocimiento de un trabajo bien hecho.

¿Qué tres cosas nunca pueden faltar en el espacio físico de tu cocina?

En primer lugar, las personas con las que trabajo; una infraestructura adecuada e higiene. Todo esto es básico para que cualquier cocina pueda sacar un buen trabajo.

¿Qué plato de tu infancia te gustaría reinventar?

Recuerdo que siempre de niños me gustaban las frutillas (fresas) con nata. Supongo que ese sería el plato.

¿Cómo describirías la cocina de Merci?

Merci destaca por ser un restaurante de cocina tradicional muy bien elaborada, al tiempo que posee unas propuestas de cocina de autor más vanguardistas.  Todo ello, parte de una base esencial de productos Km 0, muy mediterráneos. Somos muy exhaustivos con los proveedores para que cumplan su compromiso con los productos de calidad.

¿Cuáles son tus recomendaciones de la carta?

El ceviche, la tostada, el risotto, el alfajor de berenjenas y nuestra versión de croquetas.

“Merci es un mediterráneo con inspiraciones internacionales, de carta y platillos, buscando fusionar lo mejor de ambos mundos culinarios.”

¿Qué debe tener la cocina en el futuro?

No dejo de pensar que las cocinas deberían ser cada vez más sostenibles y ecológicas.

¿Un sabor?

Salado.

¿Un aroma?

Jazmín.

¿Una ciudad gastronómica?

Barcelona.

¿Un producto?

Alcachofas.

Y, para terminar, ¿cómo es un día en la vida de Diego Panzariello?

Por la mañana, me gusta salir a caminar o ir a la playa en verano. Luego, hay días que por las mañanas me toca hacer gestiones y/o reuniones de trabajo, pero si no es así, me voy a nadar a la piscina. Ya por la tarde, entramos a trabajar para preparar el restaurante para las noches. Una vez en casa, relajarse y descansar para el día siguiente.